¿Qué es el Escapulario?

EscapularioEs una de las más importantes y a la vez populares devociones con las que se honra a la Virgen María, debido a su sencillez y la relevancia de sus beneficios espirituales. La palabra escapulario viene del latín “scapulae” que significa “hombros”, porque antiguamente era un vestido superpuesto que caía sobre los hombros de los monjes cuando trabajaban. Hoy, consiste en un cordón que se lleva al cuello con dos piezas pequeñas de tela color café, una sobre el pecho y la otra sobre la espalda cuyo uso expresa la dedicación especial a la Virgen del Carmen y el deseo de imitar su entrega a Cristo y al prójimo.

 

El Escapulario del Carmen es también un sacramental, es decir, según el Concilio Vaticano II “un signo sagrado según el modelo de los sacramentos, por medio del cual se significan efectos, sobre todo espirituales, que se obtienen por la intercesión de la Iglesia” (S.C. 60).

Además, es un símbolo particular que ayuda a morir en gracia de Dios. Es un signo de protección de la Madre de Dios a todas las personas que le manifiesten su amor y consagren sus vidas con sinceridad en busca de la santidad. Es un signo que une a María Santísima y que compromete a imitarla en el seguimiento de Jesús, en cumplir los mandamientos y llevar una vida coherente con el Evangelio.

– Publicación “Virgen del Carmen Reina de Chile”, comité editorial: Pbro. Francisco Javier Manterota, Cofradía Nacional del Carmen

Promesas

Los privilegios de recibir y llevar puesto el Escapulario alrededor de nuestro cuello están dados por 3 promesas que la Virgen entregó junto con éste a Simón Stock

  1. Es signo del amor y protección maternal de María: Se refiere a la ayuda y asistencia especial de la Virgen del Carmen sobre todos aquellos que visten el Escapulario. Ella acude ante los peligros del cuerpo y del alma, libra a la persona de todo mal e intercede para que viva en gracia de Dios. Es una señal de que con su manto nos envuelve en su amor maternal.
  2. Ayuda en el momento de la muerte:Esta es una de las promesas más importantes para quienes usen el Escapulario, ya que la Virgen del Carmen se comprometió a dar los auxilios necesarios a la persona que se encuentre en peligro de muerte. Auxilios espirituales fundamentales para la salvación eterna.
  3. Salva del Purgatorio:Esta promesa hace alusión a lo dicho por la Virgen del Carmen al Papa Juan XXII en el año 1322, de abogar para que cuantos hayan vestido su Escapulario salgan lo antes posible de Purgatorio; a más tardar, el sábado siguiente a su muerte. Esto es lo que se conoce con el nombre de “privilegio sabatino”.

Para ver más gracias especiales ir a:  www.aciprensa.com/Maria/nsrcarmen/escapulario.htm

 

 

Bendición e Imposición del escapulario

El Escapulario debe ser bendecido e impuesto por primera vez por un sacerdote, en una breve ceremonia, en la cual la persona que lo recibe se consagra a la Virgen y pasa a formar parte de la hermandad carmelita. Por ello entra a participar en los deberes y privilegios que esta condición le confiere.

En esta ceremonia especial de imposición del Escapulario, el sacerdote bendice con la siguiente oración:

 

Señor Dios nuestro,

bendice estos Escapularios del Carmen

que estos Hermanos quieren vestir

como signo de dedicación a la Madre de tu Hijo;

que este vestido les sirva

de estímulo ante las exigencias evangélicas

y de esperanza de la vida eterna.

Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

Después de esta ceremonia inicial, el Escapulario puede cambiarse cuantas veces sea necesario, sin necesidad de ser bendecido nuevamente. Para facilitar la práctica de esta devoción, el Papa San Pío X autorizó a los fieles a usar una medalla en vez del Escapulario. Ésta debe llevar por un lado la imagen de Nuestra Señora del Carmen, y por el otro, la del Sagrado Corazón de Jesús.

Sin embargo esta es sólo una dispensa para hacer más fácil su uso. El propio Sumo Pontífice al concederla, recomendó como preferible el uso directo del Escapulario de tela -más simbólico- por ser éste una expresión abreviada del hábito carmelita.